El término “Web” se refiere al servicio de Internet que deja a los usuarios navegar mediante las páginas Web. Con las postrimerías de los tiempos, el oficio del diseño ha evolucionado, mas siempre y en todo momento ha estado socio con los medios. No es en balde, que el diseño es concebido como un instrumento mediático.

Solo recién en la década del setenta se empezó a charlar de este rubro “diseño”. Ya antes, el diseño era conocido generalmente como técnica o bien maestría xilográfica, curtiembre, orfebrería, técnica prensista, confección de tendencias, entre otras muchas tantas artesanías. A fines de los setenta, con la irrupción de la digitalización, el diseño se volcó intensamente en el naciente planeta del Internet que vino a apresurar, unificar y diversificar la transferencia de datos junto con el surgimiento de los correos electrónicos, por ejemplo el de Gmail.com.

Diseño Web

La unión de un buen diseño, con una jerarquía bien elaborada de contenidos, aumenta la eficacia de la Web como canal de comunicación y también intercambio de datos, que brinda posibilidades como el contacto directo entre el productor y el consumidor de contenidos, característica resaltable de Internet. El diseño Web ha tenido extensa aplicación en los ámbitos comerciales de Internet, en especial en la WWW (WWW). Además, con frecuencia la Web se usa como medio de expresión plástica en sí. Artistas y autores hacen de las páginas en Internet un medio más para ofrecer sus producciones y emplearlas como un canal más de difusión de su obra.

El diseño Web, no solo se compone de los elementos gráficos y colores de cada página, sino más bien asimismo la organización en una pantalla, y más esencial todavía, la estructura de las pantallas de las páginas Web, y la facilidad del usuario para acceder a dónde desea llegar. Existen muchos puntos a tomar en consideración en el diseño Web, los que merecen una singular atención y son 3 aspectos prioritarios.

Imagen gráfica

Lo más esencial, es que el diseño Web guste a los usuarios, que las páginas Web sean atractivas, agradables, que no cansen la vista, que los colores no se confundan con facilidad (singularmente pensando en personas con deficiencias visuales), y asimismo que los espacios más interesantes de cada entre las pantallas de la página Web, resalten frente al resto de contenidos.

De esta forma se logra facilitar la consulta al usuario y ahorrar tiempo. Las imágenes de la página Web, deben estar optimados para Internet, a fin de que aparte de tener un diseño Web atrayente, las pantallas se carguen veloz y dejen una navegación cómoda y eficiente, aun para aquellas personas que tienen conexiones con posibilidades limitadas).

Distribución de los contenidos en las pantallas

La página debe sostener un orden lógico, y siempre y cuando resulte posible una misma estructura y localización de los menús y contenidos. Resulta útil que los usuarios puedan preguntar la senda de pantallas desde la inicial hasta la presente, a fin de que de esta manera puedan memorizar la senda y regresar en un futuro si es necesario. Asimismo es esencial para un diseño Web conveniente, que la página cumpla los estándares del WWW Consortium ó W3C (www.w3.org), garantizando de esta manera la accesibilidad a la página Web, tanto para usuarios para motores de búsqueda.

Estructura de los apartados

Es otro elemento esencial del diseño Web, pues ha de ser lo más intuitiva posible para los usuarios, y debe asegurar una enorme facilidad para llegar a todas y cada una de las pantallas de la página Web. Este elemento es esencial, no solo para los usuarios, sino más bien asimismo para lograr que la página Web tenga visitas referidas desde buscadores web.

Fases del diseño Web

El diseño Web, es un proceso elaborado que está formado por múltiples fases. Cuanto más grande es el proyecto, más fases puede tener. Ahora se mientan ciertas fases básicas del diseño Web, con las que cuentan todos y cada uno de los proyectos.

Análisis y definición del diseño Web

En esta fase del diseño se estudia la imagen que debe tener la página Web, conforme al objetivo que quiere cumplir. Es la fase en la que se produce una primera visión del diseño que presentarán las páginas Web del lugar.

Creación de la página Web

Tras aprobar el boceto del diseño Web en la fase precedente, se procede a la implementación de este diseño como página Web, con sus cabeceras, menús, animaciones y también imágenes.

Programación de la navegabilidad

Una vez creadas y estructuradas las páginas Web, se procede a programar su navegabilidad y su funcionalidad, para una adecuada presentación de las páginas Web, como se define en el diseño Web original.

Estos 3 actos, se marchan haciendo uno tras otro, y en ocasiones de forma continua. Ciertos teóricos del diseño no ven una jerarquización tan clara, en tanto que estos actos aparecen una y otra vez en el proceso de diseño.

Evaluación

Diseñar como acto cultural implica conocer criterios de diseño como presentación, producción, significación, socialización, costos, mercadeo, entre otros muchos. Estos criterios son incontables, mas son contables conforme el encargo aparece y se define.

Interfaz del diseño Web

Hoy en día, el diseño Web está volcado a la construcción de la interfaz, máscaras o bien modos de visualización de contenidos como weblog, flash, o bien programas como Windows Media Player. Dada la alta ingeniería y funcionalidad de las aplicaciones computacionales, es preciso reconstruir una forma (o bien lenguaje) para presentarlas al usuario que está distante de los conceptos ingenieriles o bien mecánicos.

Los contenidos por sí mismos no sirven, pues gráficamente serían solamente que una carpetita con ficheros. Lo que busca el diseño Web es inventar una forma simple, eficaz y atrayente de presentarlos al usuario.

El diseño Web es equivalente a sus diferentes versiones, mas se caracteriza primordialmente por quitar por completo la utilización de todo género de materia prima, centrándose esencialmente en el espacio virtual aparente o bien hiperespacio.

El diseño Web contiene un extenso abanico de opciones, lo que lleva a una extensa pluralidad de géneros de diseño Web. Ahora vamos a ver ciertos de estos géneros de diseño y su público objetivo.

Diseño Web avanzado

Es el género de diseño Web orientado a profesionales, aquellos que desean contar con las nuevas tecnologías en el diseño de sus páginas Web. El diseño Web avanzado es demandado primordialmente por empresas tecnológicas o bien clientes del servicio relacionados con el planeta audiovisual.

Diseño Web tradicional

Es el diseño Web tradicional, usando los elementos básicos: texto y también imágenes. Este diseño Web prescinde de elementos como flash, vídeo streaming o bien cualquier tecnología avanzada.

Diseño Web industrial

El diseño Web industrial se hace cargo de las páginas Web para industrias, presentando unas Webs corporativas cuyo objetivo es representar la imagen de la compañía.

Consideraciones

En el momento de empezar a maquetar una página Web, es esencial tener en consideración qué género de diseño deseamos emplear, pues en dependencia de que empleemos uno o bien otro, el desenlace final puede ser realmente diferente.

Primeramente, tenemos el diseño “sólido” (de ancho fijo), en el que los elementos de la página sostienen exactamente las mismas dimensiones en cualquier resolución que empleemos. En un caso así, sabemos precisamente cuál será el desenlace final en todos y cada uno de los casos.

Seguidamente, está el diseño “líquido” en el que los contenidos de la página fluyen y se amoldan al contenedor, esto es, a la resolución de pantalla o bien tamaño de la ventana del navegador.

Si bien lo idóneo para un diseñador Web, es supervisar plenamente lo que ve el usuario final, hay que meditar que exactamente cada usuario final tiene diferentes preferencias en el momento de visitar una página Web. Asimismo, cada usuario usa la resolución de pantalla que le es conveniente.

Es por esto con lo que en los sitios que lo requieren, usamos un diseño “mixto” que consiste en una mezcla del diseño sólido y el líquido. Hay unas partes de la página como son los menús o bien el pie, que sostienen sus des con independencia del tamaño de la pantalla. Por contra, otros elementos de la página, como son los textos, gráficos, imágenes, aun animaciones, medran en dependencia de la resolución de pantalla.

Esta última posibilidad es la más bien difícil de supervisar, pues en todos y cada navegador puede tener unos desenlaces diferentes. No obstante, la experiencia del usuario al navegar por una página Web, siempre y en toda circunstancia va a ser inmejorable con independencia de la resolución que tenga configurada.